Empresa

Catalana de Frascos es una empresa familiar que desde hace más de 80 años se dedica a la fabricación de frascos mediante la transformación de tubos de vidrio.
Durante los primeros años la empresa empezó su actividad en un pequeño local, con dos máquinas de fabricación de tubos sin forma de boca. Con el tiempo y motivada por la expansión del negocio, la empresa se amplió gracias a la adquisición de nuevos locales y a la compra de mejores máquinas. Esta evolución hizo que en 1982 se constituyera como Sociedad Anónima con el nombre de Catalana de Frascos.
La dedicación e inversión constante de toda la familia fundadora, han hecho posible que, Catalana de Frascos se establezca como referente en el sector y que actualmente cuente con 2.700 m2 de instalaciones en Montornès del Vallès (Barcelona) con nuevas líneas de producción: máquinas y hornos de distensión de última generación.
Su trayectoria la ha llevado a la fabricación de frascos de la más alta calidad destinada, en su mayoría, a las marcas de prestigio del sector cosmético y de perfumería. Además, su amplia experiencia le ha permitido crear una organización completa que ofrece a sus clientes el producto completamente terminado. Para ello Catalana de Frascos, pone a su alcance la posibilidad de adquirir los complementos como: tapones, cuentagotas, vaporizadores, etc. o un servicio de decoración con diferentes técnicas como: pintura, metalizado, serigrafía o «stamping» que proporcionan al producto un perfecto acabado.

De esta forma, Catalana de Frascos, se ha reafirmado entre sus clientes, de más de 10 países, como referente a la hora de ofrecer un producto a medida, personalizado, totalmente acabado y de alta calidad, diseñado y pensado para encajar con sus necesidades y expectativas.